martes, 30 de enero de 2018

Merengue italiano con albúmina en polvo

Ya es hora de que os vaya contando más de los básicos, esas partes de las recetas que damos por sabida porque se supone que todo el mundo sabe pero que no es cierto, hace ya unos 8, 9 o 10 años creo yo no sabía la diferencias entre las diferentes nacionalidades de merengue y tampoco sabía de la existencia de la albumina.

Para empezar contaros que la albumina es una proteína natural presente en muchos organismos y en un  65-70% y es la responsable de que cuando montamos las claras estas aireen.  Se comercializa en albumina en polvo normalmente obtenida del huevo de gallina. Yo suelo tener en casa ya que uno de los usos que le doy es para poder hacer merengue italiano sin necesidad de que me sobren yemas y también para no tener problemas con poner clara de huevo cruda. Y no se nota una vez que hemos hecho el merengue.


Me encanta ver como va cogiendo cuerpo y al final consigues los piquitos




Ingredientes:

  • 14 gr de albumina en polvo
  • 240 ml de agua templada casi fría
  • 240 gr de azúcar
Comenzamos hidratando la albumina en 120 ml de agua, os pongo casi fría porque ya que por la temperatura se os podría cuajar la albumina. Movemos un poco y dejamos unos 20-25 minutos.

Pasado este tiempo cogemos los otros 120 ml de agua los ponemos en un cazo y junto con el azúcar ponemos a fuego medio sin remover y con un termómetro de azúcar controlamos, tenemos que conseguir el punto de bola que es cuando el azúcar llega a 112-117ºC aproximadamente.

Cuando nuestro azúcar, que lo estaremos controlando todo el tiempo, llegue a 100ºC empezaremos a batir la albumina hidratada a vel media con las varillas, que empiece a espumar y a montar un poco.

Cuando el almíbar haya llegado a la temperatura y sin dejar de remover a vel media lo vamos añadiendo en forma de hilo continuo. Cuando se lo hayamos integrado todo subimos al máximo la velocidad y montamos bien hasta que tengamos un merengue consistente.

Y listo, ya lo podemos usar para lo que queramos como por ejemplo cubrir una tarta, hacer merenguitos, para unos cupcakes, de decoración para unas natillas, como parte de los macarons,....


Montañitas nevadas para el gusto de mo¡uchos y dando con el soplete también un toque a azúcar quemada muy rico. 

Como veis no hay diferencia y siempre podemos tener albumina en la despensa.

Con estas cantidad sale bastante, hacer la mitad y listo, yo lo que hago si me sobre merengue es hacer unos merenguitos que son una chuche bien rica.



Hasta pronto y a disfrutar...con Sweet Cookies by Bea.
Gracias por pasar por aquí 

1 comentario:

  1. Mira, no te acostarás jamás sin aprender una cosa más. Qputnado queda.

    Sugerencia: Crea una etiequeta de básicos

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar