sábado, 20 de junio de 2020

Croquetas caseras con muuuuucho jamoncito

Cuenta la leyenda que le primero que tubo el privilegio de comerse unas croquetitas fue Luis XIV compartiendo cena con el archiduque de Rusia, también se dice que fue Catalini de Medici quien compartió esta delicia con sus invitados a su boda.... sea de la forma que sea me apuesto una tanda de croquetas acompañada de una cervecita fresquita de que sea uno u otro el primero no eran de jamón ibérico... ese gusto que tiene tan rico y que es el culpable que no te comas solo una y que cuando vas por 4 o 5 o 6 o 7 (depende del tamaño y del comensal) sientas una culpa y digas... es que están tan ricas...

Esta que os enseño hoy son cremosas, con mucho jamón de mi tierra y una excepción porque como sabéis yo no frío las croquetas sino que normalmente las hago en una maquinita y reducir esa culpa a la hora de comerlas.

Esta excepción es para el reto que cada 20 de cada mes tenemos con el reto de Desafío en la Cocina.. hacen unas croquetitas....



Y en casa cuando las comemos nos gusta hacerlo con las manos!!!




Ingredientes:

  • 900 gr de leche entera
  • 100 gr de nata liquida
  • 1 cebolla 
  • 80 gr de mantequilla
  • 10 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 95 gr de harina
  • 250 gr de picada de jamón ibérico
  • sal y pimienta negra
  • harina, huevo y pan rallado para formar las croquetas
Templamos la leche con la nata.

Por otro lado picamos muy pequeñita la cebolla y la pochamos hasta que esté transparente en el aceite y la mantequilla, una vez pochada le añadimos el jamón y a fuego medio bajo dejamos que se haga un poco, que suelte el jugo.

Despues de 2 o 3 minutos le añadimos la harina y cocinamos otro par de minutos sin dejar de remover.

Ahora es el momento de ir añadiendo la leche que tenemos templada. La pondremos poco a poco, removiendo hasta que veamos que tenemos una crema suave y que salen unas pompas 

Ponemos la pimienta y probamos, si vemos que tenemos que poner algo de sal.

A veces suelo poner nuez moscada a las croquetas pero esta vez se me pasó.

Removemos, y ponemos la masa en un recipiente, tapamos con papel film en contacto con la masa para que no se nos reseque y dejamos enfriar.

Una vez frío formamos las croquetas.




Para formarlas las pasamos primero por harina, para sellar y que así no se nos abran, después por huevo batido y por último por pan rallado para que nos quede esa cubierta crujiente y rica con una sorpresa suave y cremosa dentro.

Formamos todas y las podemos congelar.


Freímos en abundante aceite de oliva virgen extra, que esté caliente pero sin que salga humo, que nos habremos pasado

Doramos las croquetas y al sacarlas las dejamos escurrir en un papel de cocina absorbente

Y una vez bien escurridas las pasamos a un plato ya disfrutar, cuidado que queman


He de deciros que a parte de que no solemos hacer fritos en casa a la peque no le hacen gracia las croqueta y lo que hace es juguetear con ellas pero aquí quiso posar para la foto


Esta excepción y capricho de croquetas han salido de mi cocina para el reto de Desafío en la Cocina que este mes está dedicado a las croquetas y que el mes pasado celebró su cumpleaños, pendiente tengo hacer una tarta, mientras podéis disfrutar de todas las croquetas de mis compis pinchando en el logo del reto


Habéis probado alguna vez el bocata de croquetas..... no tenéis curiosidad.... está 🤤🤤🤤


Hasta pronto y a disfrutar...con Sweet Cookies by Bea.
Gracias por pasar por aquí

1 comentario:

  1. Con mucho jamoncito, como a mi me gustan!! Muy ricas. Feliz verano. Un beso.

    ResponderEliminar