lunes, 16 de abril de 2018

Tarta red velvet de remolacha y crema de speculoos

 Pues sí ya ha pasado un año, un año llegó una personita para darnos la vuelta al día a día, para despertar con una sonrisa y disfrutar y sorprendernos de lo que nos puede hacer sentir.

Te dicen muchas cosas cuando esperas su llegada que si olvídate de dormir, ya no vas a tener vida privada, vas a cambiar muchos pañales, lloros, no tendrás tiempo para ti pero la gente no te cuenta las risas, descubrimientos, el poder mirarla una hora seguida mientras duerme, disfrutar durmiendo con nosotros, aprender todo lo que nos enseña día a día, su olor, su sonrisa, su mirada, sus manos ahora señalando todo lo que quiere, carcajadas que inundan todo y que te hacen olvidar que tienes que ducharte que son las 3 de la tarde y aún no has tenido tiempo de... ups se me olvidó he estado disfrutando de Clara.


Y esta es una de las tartas que tendrá en su primer cumpleaños, una tarta sencilla con un baby topper...




Ingredientes para el bizcocho de 15 cm de diámetro:

  • 100 gr de remolacha cocida y pelada
  • 65 gr de nata
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de vinagre
  • zumo de medio limón
  • 125 gr de harina
  • 65 gr de mantequilla temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 10 gr de cacao en polvo no alcalino (he usado Hershey's)
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 1 huevo
Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos los moldes con spray desmoldante, yo he usado dos moldes de 15 cm de diámetro.

1.- Ponemos la remolacha en el vaso de la batidora y le añadimos el zumo de limón, el vinagre y la nata y trituramos bien. Se vemos que pueden quedar grumos lo colamos.

2.- En un bol ponemos la mantequilla con el azúcar y batimos a máxima velocidad hasta que la mezcla nos quede cremosa.

3.- Le añadimos el huevo y la vainilla y lo integramos bien.

4.- Añadimos la mezcla de la remolacha y lo mezclamos bien

5.- Tamizamos la harina junto con el cacao y la levadura y se lo añadimos a la mezcla integrándola sin excedernos al batirlo.

6.- Repartimos la masa a partes iguales en los dos moldes y horneamos durante 20 minutos o hasta que al pincharlo el palito salga limpio, otra forma de saber que nuestro bizcocho está horneado es ver que se empieza a separar de las paredes del molde.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y cuando esté templado la envolvemos en papel film. Una vez frío lo guardamos en la nevera y dejamos reposar de un día para otro.
Esta tarda le va muy bien una crema de queso, no es un bizcocho muy dulce por lo que pensé en darle un sabor diferente por eso se me ocurrió hacer una SMBC con crema de especuloos.


Ingredientes para la crema:
  • 240 gr de mantequilla pomada
  • 160 gr de azúcar
  • 80 gr de claras pasteurizadas
  • 3 buenas cucharadas de crema de speculoos casera
Ponemos las claras y el azúcar en un cazo a fuego suave sin dejar de remover hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Esta mezcla la llevamos al bol de la batidora y batimos aumentando la velocidad y cuando lleguemos a la velocidad mas alta batimos mas o menos durante 3 minutos, veremos que coge un aspecto brillante pero no llega a montar del todo. En este momento bajamos la velocidad a la mitad, la temperatura también habrá bajado, se habrá enfriado, si no es así ponemos en el frigorífico unos 10 minutos, ya que si ponemos la mantequilla y las claras están caliente la mantequilla se derrite.Con las claras brillantes y frías batiendo a velocidad media vamos añadiendo poco a poco la mantequilla. Cuando tengamos toda añadida subimos la velocidad al máximo y seguimos batiendo (aunque tenga un aspecto como si se hubiese cortado no os preocupéis se va a integrar y cogerá cuerpo) Cuando haya cogido cuerpo paramos de batir y le añadimos la crema de speculoos y volvemos a batir durante 3 minutos a velocidad máxima. 

Montamos nuestra tarta con capa de bizcocho capa de crema capa de bizcocho y cubrimos con la misma crema toda la tarta y decoramos como mas inspirados estemos ese día y listo!!!!!





Para que veáis el colorcito que tiene al respetar y no perder el tono que le da la remolacha. Para no perder el tono rojo de la remolacha necesitamos darle el toque ácido del vinagre y del limón, por eso el tener que usar el cacao no alcalino, por eso también usar levadura química y no bicarbonato como se usa en la red velvet que va con colorante.


Y ahora a pensar en la próxima celebración que será en el campo de La Abu, de que sabor será esa tarta... se aceptan peticiones


Hasta pronto y a disfrutar...con Sweet Cookies by Bea.
Gracias por pasar por aquí

3 comentarios:

  1. Hola! Te ha quedado divina, tanto por dentro como por fuera! Nos encanta la crema de speculoos así que tiene que estar de vicio la tarta! Muchas gracias por la receta! Besis

    ResponderEliminar
  2. ¡Un año ya! El tiempo pasa que vuela y me imagino que Clara no ha sido demasiado consciente de la rica tarta que le ha preparado su mamá. ¡Felicidades a ambas!

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar