sábado, 9 de febrero de 2019

Scones de centeno y queso fresco

Parece que había que seguir la costumbre de este nuevo año, esa que he cogido de enseñaros un cupcakes para alegrarnos el fin de semana.... Pero bueno hay que hacer excepciones, hay día que son citas fijas en el calendario, independientemente de que día de la semana sea y eso es lo que pasa hoy, pues hoy día 9 de mes la cita es con María que organiza el reto CocinArte donde el protagonista es una obra de arte.

Este mes la obra es un cuadro, de John Constable, La catedral de Salisbury y mas que contaros algo sobre el cuadro os cuento por qué de esta receta de hoy.  Tdos sabéis que estos bollitos, los scones, son típicos de Inglaterra, donde los disfrutan en la merienda con una cremosa mantequilla, mermelada o queso... pues yo me imagino, viendo el cuadro, me imagino al obispo y su mujer, tras ese paseo que están dando por el campo, que llegan al palacio arzobispal y en unas de las estancias privadas se toman el té, para reponer fuerzas con unos scones recién hechos junto al calor de la chimenea.

Pues esa es la razón de mis scones, pero bueno si los veis no han subido como los clásicos, son de centeno y esta harina no es lo mismo, pero están de ricos.... 


Algunos los hemos tomado con mermelada, por eso de ser algo fiel a los originales




Ingredientes:

  • 200 gr de harina de centeno
  • 10 gr de levadura química
  • pizca de sal
  • 50 gr de manteca de cerdo ibérica bien fría o mantequilla 
  • 1 cucharada de panela
  • 50 gr de queso fresco
  • 55 gr de leche entera
  • 1 huevo para pincelar
  • mermelada para acompañar
Precalentamos el horno a 210ºC

Ponemos la harina, levadura, sal, manteca y azúcar en un robot de cocina y trituramos hasta que se parezca al pan rallado, le añadimos el queso fresco y trituramos unos segundos mas. Podemos usar el accesorio picador de la batidora.

Ponemos la mezcla sobre la encimera limpia haciendo un hoyo en el centro en el que ponemos la leche bien fría..



Con las manos vamos uniendo la masa, juntando todos los trozos secos que tengamos, mas que amasar hay que unir, sin hacerlo en exceso

Después la aplanamos con el rodillo y cortamos.

Al cortar tenemos que hacerlo sin girar el cortapastas para darle facilidad a la masa para que suban uniformes, estos algo suben pero si prefieres poner harina normal tienes que ser mas estricto con el corte porque te van a subir mucho mas.


Los ponemos en la bandeja de hornear y los pincelamos con el huevo batido


Horneamos durante 12 minutos aproximadamente o hasta que veamos que cogen un ligero tono dorado

Sacamos y dejamos templar un poco en la misma bandeja.

Los servimos y disfrutamos cuando aún estén calientes


Aunque la harina de centeno hace que nuestros scones no suban, pero están muy ricos y quedan algo hojaldrados


Los hemos acompañado de una mermelada que tengo sin azúcar


Mirar el poquito de hojaldrado que tiene y que se nota cuando los comes


Una idea inspirada en el cuadro de hoy, La Catedral de Salisbury, a que vosotros también pensáis que después del paseo el obispo y su mujer disfrutaron de unos scones recién hechos....


La receta es del libro Recién Horneado por  Lorreaine Pascale, donde ella usa mantequilla en vez de manteca, pone harina normal y usa mascarpone en vez de queso fresco. Yo he modificado para hacerla algo española con eso de la manteca, y probar con la harina de centeno..


Hasta pronto y a disfrutar...con Sweet Cookies by Bea.
Gracias por pasar por aquí 

6 comentarios:

  1. Me encantan los scones, no los he probado de centeno pero estos tienen una pinta estupenda, te han quedado genial.
    Un beso enorme y muchísimas gracias por participar un mes más en el reto

    ResponderEliminar
  2. Creo que vamos a ver muchas recetas tan fantásticas como esta con el cargamento de harinas que has comprado.
    Bea como siempre una receta muy british, pero seguro que deliciosa y por supuesto diferente con la harina de centeno.
    Bss y feliz semana

    ResponderEliminar
  3. Perfecto para después de un buen paseo por esa campiña con un té, buenisima inspiración"
    Luego de cena unas albóndigas jajaja...
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado muy apetitosos, con la mermelada muy buena combinación. Una aportación muy buena. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Deliciosos!!! Justo ayer estuve a puntito de hacer scones. Finalmente opté por un bundt por no andar con masas, cortar y todo eso, que andaba ya con un poco de pereza, pero me encantan!

    ResponderEliminar
  6. No los he comido nunca, ni de centeno ni de harina de trigo, pero tienen una pinta estupenda y seguro que son deliciosos para una merienda.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar